II #JornadasDSP y #SanidadDesnutrida 2015

Volver a inicio
II #JornadasDSP y #SanidadDesnutrida 2015

por Óscar Picazo

El pasado 9 y 10 de mayo se celebraron respectivamente las II #JornadasDSP y la manifestación #SanidadDesnutrida, organizadas por Dietética Sin Patrocinadores. Para mí ha sido todo un honor y una gran experiencia poder colaborar junto con buenos amigos en el éxito de ambas. Sé que puede parecer autobombo hablar de éxito, dado el conflicto de intereses (ese que tanta gala hacemos en declarar en DSP) pero es que realmente los objetivos han sido cumplidos. El camino hasta aquí ha sido largo, muchos meses de preparación, muchos nervios en las semanas previas, y muchas emociones en el camino que han estado a flor de piel el pasado fin de semana. Ha sido para mi una experiencia de lo más gratificante. Gracias de todos corazón a todos los que habéis apoyado en persona y a través de las redes.

II #JornadasDSP

Asistentes y organizadores de las II #JornadasDSP de Mayo de 2015

No voy a hablar del contenido de las distintas presentaciones o de las mesas redondas en las jornadas (ya lo hacen estupendamente aquí, aquí y aquí). Ni de si fuimos muchos o pocos en la manifestación. Para mi el trasfondo es otro. Lo sucedido este fin de semana es muestra de lo que pasa cuando un grupo de personas es capaz de aunar esfuerzos para conseguir un objetivo común. Un objetivo por el que comparten algo fundamental: pasión. Y demuestra que es posible otra forma de hacer las cosas, con apenas recursos, mediante la colaboración asociativa, aportando cada uno lo que mejor sabe hacer o aquello que se siente inclinado a desarrollar.

Y lo sucedido alrededor de este grupo de “nutrifrikis” como damos en llamarnos, puede tener muchas lecturas. Intentando no ser ni demasiado triunfalista, ni derrotista, creo que la respuesta tan positiva a estas convocatorias, ha sido resultado del trabajo de meses, día tras día. Algunas voces decían que estas jornadas y manifestación, solo tendrían éxito “virtual” alrededor de las redes sociales. Pero no hay que olvidar, que éstas no son más que un medio de comunicación y que de no ser por el trabajo de tú a tú, y no solo a través de RRSS, sino de forma personal (digámosle comunicación 1.0) no hubiera sido posible conseguir llenar las jornadas. A este respecto, cierto es que pecamos de conservadores y fue una pena que no pudiéramos acoger a los más de 300 interesados. Uno de los errores cometidos, de los que tomamos buena nota.

Bien es cierto, que el perfil de los profesionales, Dietistas Nutricionistas y Técnicos Superiores en Dietética que han acudido a ambas convocatorias, se ajusta a ese perfil mayoritariamente joven, y usuario de las redes sociales. Es el comienzo, pero tendremos que pensar formas de llegar más destinatarios.

La manifestación, por otro lado, era uno de los aspectos sobre los que más incertidumbre albergaba. ¿Realmente sería escuchada la convocatoria?¿Darían el salto los seguidores de DSP del mundo virtual al real? No estaba del todo convencido a las 11:30, hora de la convocatoria inicial, cuando no seríamos más de 30 personas, pero esa cifra fue aumentando hasta el inicio de la #mareablanca a las 12. La llamada fue escuchada.

Por la inclusión de profesionales de la dietética y la nutrición en la Sistema Nacional de Salud

Por la inclusión de profesionales de la dietética y la nutrición en la Sistema Nacional de Salud

Y pasando a pensar en la utilidad de la manifestación frente al ministerio, estuvimos conversando sobre ello con Paco Montero, Secretario General de FESITESS, a la que agradecemos su apoyo. Realmente el Ministerio de Sanidad, no tiene competencias sobre la incorporación de los DN y TSD a la sanidad pública. El camino para conseguir que ambas profesiones pasen a formar parte del SNS se presenta difícil, con una previsible dura negociación en el Consejo Interterritorial de Salud, y con la necesidad de que cada una de las Comunidades Autónomas, que ostentan las competencias en cada territorio, apoyen la propuesta. Pero la manifestación no fue ni mucho menos en vano.

No lo fue, por varios motivos.

En primer lugar por la visibilidad, muy necesaria, para ambas profesiones. Todos conocemos el bajo reconocimiento social de la profesión de DN y de TSD. Igualmente sucede ante otras profesiones sanitarias con una mayor tradición, independientemente de los intereses particulares de esos colectivos, que no desean perder competencias que han desarrollado tradicionalmente (con la consiguiente asignación de plazas públicas) frente a una profesión que es la que legalmente está habilitada para ello conforme a la Ley 44/2003 de Ordenación de las Profesiones Sanitarias. Necesitamos mucha visibilidad, que la población nos conozca. A ello contribuyeron algunos medios, si bien personalmente esperaba algo más de impacto mediático.

Por otro lado, la manifestación ha sido la catarsis necesaria tras mucho tiempo de un velado descontento entre los profesionales de la nutrición. Descontento por una forma de hacer las cosas, mediatizada por los intereses de la industria. Descontento por la falta de independencia, tan necesaria para la credibilidad del mensaje y del profesional. Y ese descontento ha sido el catalizador que ha mantenido viva esa inquietud durante meses, y ha unido a profesionales con unos intereses o forma de ver las cosas, que en ocasiones podrían parecer opuestos o irreconciliables.

Como bien comentaba mi querido Aitor en su post, hay personas que no entienden a DSP. Aun recuerdo críticas en twitter de personas que decían que esto no era más que un movimiento para conseguir trabajo en el SNS, olvidando que muchos de los que lo promueven, trabajan o tienen consultas privadas, y perderían clientes con la creación de puestos en la sanidad pública. Y que incluso hay personas que ni siquiera son DN, pero creen en otra forma de hacer las cosas.

Y es que lo que nos une a todos, lo que caracteriza a DSP, es que creemos firmemente que no debemos seguir así. No podemos permitirnos continuar por este camino que nos aboca, como bien han indicado las predicciones de la OMS la pasada semana, hacia un futuro de enfermedad. Es posible que ya sea tarde, dado el tiempo necesario para que las intervenciones en promoción de la salud muestren sus resultados. Por eso, debemos trabajar todos por conseguir el cambio de las políticas de salud pública en nuestro país.

Y no estamos solos, otros profesionales como los licenciados en CAFD / INEF, también están fuera del sistema, cuando deberían ser los prescriptores de actividad física para la salud. Sin olvidar a los psicólogos, que tan importante papel pueden desempeñar en colaboración con el DN para el tratamiento nutricional. No será fácil, tenemos reciente el ejemplo de los Fisioterapeutas, que tanto han tenido que luchar para conseguir su reconocimiento.

Lo triste y lamentable de todo este asunto, es que se creen en las universidades planes de estudios que habilitan para el ejercicio profesional en el ámbito sanitario, y que sin embargo, luego no se implementen las necesarias medidas para la incorporación de dichos profesionales a los hospitales, o los centros de atención primaria. Cuanto podrían ayudar al tratamiento y prevención de las enfermedades no transmisibles mediante la promoción de hábitos saludables. Y que esos profesionales legalmente habilitados en la materia, tengan que organizar manifestaciones, y exigir ante la administración pública (central y autonómica) que se reconozca y se ponga en práctica la ley. Y que en lugar de poner en el centro al ciudadano, se antepongan intereses económicos y profesionales antes que la salud pública.

Se nos dice que el sistema no es sostenible a futuro, dado el envejecimiento de la población. Obviamente, con el modelo actual, donde en 2012 se han gastado más de 94.000 millones de euros en el sistema sanitario español (público y privado) y tan solo 700 millones para la prevención de enfermedades no transmisibles, es lógico que el sistema sea ruinoso. Por no hablar de la total ausencia de la educación nutricional en las escuelas (aun está por ver qué pasa con la disposición adicional cuarta de la LOMCE, ¿qué profesionales van a impartir esos contenidos de alimentación saludable en las escuelas?¿Más papel mojado?). Y de la total impunidad con la que la industria alimentaria ignora el código PAOS.

Ha llegado la hora. Debemos estar unidos, tener claro nuestros objetivos, e ir a por ellos. Y cuando digo unidos, hago referencia a todos los profesionales de la nutrición y todos sus órganos de representación oficiales. Debemos cumplir el imperativo del Código Deontológico de la profesión, defendiendo el interés general de la misma y del ciudadano por encima de otros. Dietética Sin Patrocinadores no puede sustituir a los colegios ni asociaciones, nuestra función es otra. Pero todos juntos, podemos conseguirlo.

Por la salud, nuestro bien más preciado.

(Ya se que ese zumito envasado en el video no es lo suyo, pero el mensaje general es lo que cuenta.)

Óscar Picazo
www.oscarpicazo.es
@oscarpicazo

Sin comentarios

Escribe un comentario
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en comentar esta entrada!

Escribe un comentario

Tu e-mail no será publicado.
Campos obligatorios*