I #Jornadas DSP 2014

Volver a inicio
I #Jornadas DSP 2014

El pasado 18 de octubre del 2014 el grupo de Dietética Sin Patrocinadores (también conocido por las siglas DSP) celebró sus primeras #jornadasDSP en las que consiguieron reunir a más de 100 dietistas nutricionistas de toda la geografía española. El principal objetivo de DSP es la divulgación de una nutrición moderna, basada en criterios científicos y que no esté influenciada por ninguna clase de patrocinio. Según citan en su web (dieteticasinpatrocinadores.org), la principal premisa a seguir es: la nutrición debe ser conocida por el público y los profesionales con una información actualizada y, sobre todo, sin influencia alguna por parte de la industria alimentaria.

La intención de estas jornadas es desvirtualizar a gente que conocemos en las redes sociales y traspasar lo que normalmente Dietética Sin Patrocinadores hace en sus hangouts (pequeñas reuniones públicas online en las que se debaten temas de nutrición), a una reunión presencial con mesas redondas para debatir”, comentó Virginia, una de las organizadoras de las #jornadasDSP.

En sala existían ocho mesas que representaban los ocho eventos online que ha hecho Dietética Sin Patrocinadores hasta la fecha. Se trataba de una “reunión de expertos” totalmente diferente a lo normalmente se hace: “Son unas jornadas totalmente diferentes a las que estamos acostumbrados, y en las que todos podemos participar, en lugar de asistir a ponencias individuales en las que sólo podemos escuchar”, comentaba Aitor (autor del blog midietacojea).

En las mesas se trataban temas tan controvertidos como los lácteos, la influencia de la industria alimentaria, la obesidad, la pirámide alimentaria, los alimentos ecológicos, la dieta paleolítica, la nutrición en el deporte y la dieta cetogénica. Tras debatir durante cerca de una hora todos los pros y contras de cada tema, las estrategias más adecuadas para perfeccionarlos o cual es la población diana a la que van dirigidos, se expusieron las conclusiones de cada una de las mesas para que los demás asistentes de las jornadas pudieran escucharlas.

Se comenzó con un tema que está en boca de muchos dietistas nutricionistas porque no es muy correcto el formato actual: la pirámide de los alimentos. A modo de resumen, dentro de las mesas en las que se debatió este tema se expuso una opinión bastante generalizada, la actual pirámide alimentaria no se adapta a lo que se conoce como una correcta educación nutricional (puede llevar a confusión la forma en la que se presenta). Remarcaron aspectos muy importantes para la población y sus estilos de vida y que la pirámide no recoge, como es el caso del deporte o la cocina. Una conclusión unánime es que la pirámide nutricional se podría focalizar más a estilos de vida saludables y no sólo a comer. Otro punto que se marcó como importante fue añadir una base vegetal a la pirámide, estando las frutas, verduras y hortalizas en la base de toda alimentación saludable.

Después de este interesante tema, le siguió uno que en su mayoría se desconoce por parte de la población general: los alimentos ecológicos. Como conclusión a este apasionado debate, se comentó la extensa desinformación que tiene la población sobre los alimentos ecológicos. Para ello, se pusieron sobre la mesa varias alternativas que ayuden a la comprensión de si un producto es ecológico o no, como por ejemplo la impresión de sellos que verifiquen su origen. Una desventaja de esto es que puede resultar caro añadir más sellos a un producto, haciendo que este aumente su precio hacia el consumidor final. Un punto bastante importante que comentaron fueron los productos locales o productos de km 0, es decir, aquellos productos que nos garanticen que vienen desde nuestra localidad. Como broche final a esta puesta en común, todos estaban de acuerdo en que es necesaria una correcta educación nutricional con respecto a estos productos.

A este tema, le siguieron las conclusiones de las mesas que trataron la dieta paleolítica. Se trata de una dieta ancestral o evolutiva en la que se disminuye de forma notoria los cereales, legumbres, lácteos y el azúcar añadido, y se elimina de la dieta los productos procesados, aunque sí que se mencionó que los métodos de cocinado son casi tan importantes como el alimento en sí mismo a la hora de juzgar si un alimento apoya o perjudica nuestra salud. Hicieron especial hincapié en que se trata de un estilo de vida que intenta imitar el estilo de vida de nuestros ancestros. Uno de los bandos afirmó que es fácil y divertido seguir esta dieta, sin embargo, otro grupo afirmó que es más complicada la adhesión porque se eliminan alimentos. Uno de los principales problemas que se debatieron fue que la mayoría de la población no sabe seguir correctamente una dieta paleo.

Tras dejar este tema tan controvertido para algunos, las #jornadasDSP siguieron con un tema que afecta realmente a mucha más gente de la que creemos: la obesidad. Se trató como la epidemia del siglo XXI y se afirmó que, como dietistas nutricionistas, algo se está haciendo mal (ya sea la estrategia de intervención o algo más que se escapa de las manos) porque la obesidad aún sigue en aumento. Un punto al que todos los asistentes llegaron al mismo acuerdo fue que la obesidad (al igual que otros muchos aspectos dentro de la nutrición) necesita un abordaje multidisciplinar en el que se puedan tratar los aspectos nutricionales, físicos, psicológicos o sociales de la persona obesa. El principal objetivo como dietistas nutricionistas es que el paciente no vuelva al punto de partida. A decir verdad, existen muchas dudas sobre la obesidad: ¿es la estrategia utilizada la adecuada? ¿La educación nutricional es suficiente?…

Tras un breve descanso, los asistentes a las jornadas pudieron volver a deleitarse con las conclusiones del resto de compañeros y temas.

El siguiente que se trató fue la influencia de la industria alimentaria. Todos los participantes de las mesas llegaron al mismo punto: la industria controla y manipula todos los productos que llegan a manos de los consumidores. El etiquetado también fue mencionado en estas conclusiones porque este puede llevar a error y confundir al consumidor. Una propuesta bastante interesante que se puso sobre la mesa es la de “unirnos al enemigo”, es decir, que los dietistas nutricionistas trabajen dentro de la industria alimentaria con el fin de mejorar los productos que salen a la venta, ¿es algo idílico o se puede conseguir con un poco de esfuerzo?

Las siguientes conclusiones que se expusieron por parte de algunos asistentes fue la dieta cetogénica. La gran mayoría de ellos se pusieron de acuerdo en que una dieta cetogénica se puede utilizar en diversas patologías para así, obtener unos resultados buenos por parte del paciente. Se hizo hincapié en que, tras conseguir esos resultados óptimos, se debía hacer cambios en la dieta y llevar un estilo de vida saludable. Se expusieron sin ninguna clase de tapujos, los efectos adversos que puede tener este tipo de dietas, al igual que los efectos secundarios que aparecen si se realiza de forma incorrecta. Como conclusión, se extrajo que es necesaria una buena educación nutricional por parte de los dietistas nutricionistas para hacer llegar el conocimiento de este tipo de dietas a toda la población.

Uno de los temas más demandados por parte de los asistentes a las #jornadasDSP fue la de nutrición en el deporte. Como principal idea se comentó la importancia de un dietista nutricionista en la nutrición deportiva, así como su previa formación en las universidades. También se expuso el tema de los suplementos y el rechazo que existe por parte de la población a tomarlos (debido en gran parte al desconocimiento). Se comentaron los tipos de dietas que se deben seguir dependiendo del tipo de ejercicio que se quiera hacer y se expusieron las premisas que debe seguir un dietista nutricionista en el abordaje dietético de este tipo de población.

Y para concluir, llegó uno de los temas que más da de qué hablar en el mundo de la nutrición: los lácteos. En las conclusiones, existían dos bandos enfrentados, los que estaban a favor de ellos y los que estaban en contra. A modo de resumen de este tema, se extrajo que la leche no es imprescindible, es decir, que si quieres tomarla se toma (sin abusar), pero si no quieres tomarla no ocurre absolutamente nada porque existe infinidad de alimentos que pueden aportarnos la misma cantidad de calcio que la leche (o incluso más).

Como podéis observar, las primeras jornadas de Dietéticas Sin Patrocinadores dieron bastante de qué hablar. Hicieron posible que dietistas nutricionistas y otros expertos en nutrición de toda España se unieran en una misma sala a expresar sus opiniones y a escuchar la de los demás. Fue un trabajo duro por parte del grupo de DSP, y gracias a ellos todo salió a la perfección. ¡Con unas ganas enormes de repetir todos!

Sin comentarios

Escribe un comentario
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en comentar esta entrada!

Escribe un comentario

Tu e-mail no será publicado.
Campos obligatorios*