Riesgos de la dieta baja en FODMAPs

Riesgos de la dieta baja en FODMAPs

Artículo: Controversies and Recent Developments of the Low-FODMAP Diet

Autor: Peta Hill, Jane G. Muir, PhD, and Peter R. Gibson, MD

Publicación: Gastroenterol Hepatol. 2017;13(1):36-46

Fuente Originalhttps://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5390324/pdf/GH_13_36.pdf/

Comentario de la Comisión Científica de Dietética Sin Patrocinadores

Como ya es bastante habitual en nutrición y dietética, lo que durante un tiempo se cataloga como la maravillosa solución terapéutica nutricional para una patología o estado nutricional determinado, con el tiempo se va desvaneciendo frente a unas evidencias (más o menos científicas) que nos dirigen  al mismo colofón: en nutrición nada es blanco o negro, sino que la mayoría de las veces estamos frente a una gama de grises que unas veces es más negro y otras, más blanco.

Este es el caso también de la dieta baja en FODMAPs para el tratamiento del Síndrome de Intestino Irritable (SII). Desde el inicio de este concepto, allá por el 2005 de la mano del profesor Peter Gibson de la Monash University, parece que todo han sido bondades para este enfoque dietético en el tratamiento del SII. Sin embargo, publicaciones científicas recientes indican que este tratamiento nutricional tampoco está libre de controversias (y lo afirma el propio profesor Peter Gibson anteriormente citado).

En el artículo aquí presentado se afirma que la dieta baja en FODMAPs por tratarse de una dieta restrictiva no está exenta de riesgos.

Son múltiples los efectos negativos potenciales que pueden conllevar el seguimiento de una dieta baja en FODMAPs, entre ellos:

 

Aplicación inapropiada de la dieta baja en FODMAPs

Una de las prácticas que se ha observado es el uso de la dieta baja en FODMAPs por parte de los profesionales de la salud como una prueba diagnóstica del SII en lugar de utilizar un enfoque diagnóstico positivo, como se describe, por ejemplo, en la Fundación Roma. Tal aplicación es precaria, ya que cualquier paciente con síntomas intestinales puede mejorar potencialmente con la reducción de la ingesta de FODMAPs si el trastorno subyacente es funcional o principalmente orgánico, como con la enfermedad inflamatoria intestinal (EII).

 

 Alteración de la microbiota intestinal

Los fructooligosacáridos (FOS) y los galactooligosacáridos (GOS), limitados en la dieta baja en FODMAPs, tienen acción prebiótica y su restricción, en el marco de este enfoque dietético, puede conducir a una reducción en las bacterias beneficiosas. Estos efectos, si se mantienen a largo plazo, teóricamente podrían tener implicaciones para la salud.

 

 Trastornos de la conducta alimentaria

Existen evidencias de que las personas con trastornos gastrointestinales que experimentan cambios en la dieta pueden estar en mayor riesgo de padecer trastornos del comportamiento alimentario. Estos individuos pueden estar ansiosos y preocupados por la preparación de su comida y experimentar ansiedad por alimentos desconocidos, llevándolos a auto-abastecerse y/o evitar situaciones sociales entorno a la comida. Estos comportamientos han sido recientemente vinculados a la ortorexia nerviosa, una condición en la cual las personas restringen su dieta basada en su calidad. Esta condición está asociada con síntomas como un enfoque obsesivo en la elección, planificación, compra, preparación y consumo de alimentos.

El artículo comenta otros aspectos adicionales cuestionables de la dieta baja en FODMAPs no menos interesantes que los aquí presentados y que os animo a leer.

 

Conclusiones

Como conclusión de este comentario y del propio artículo científico, decir que aunque la dieta baja en FODMAPs ha demostrado su eficacia en el manejo de los síntomas en pacientes adultos con SII hay que ser consciente de sus limitaciones y sus riesgos al llevarla a la práctica. Es fundamental que el asesoramiento en la aplicación del tratamiento sea llevado a cabo por un profesional sanitario capacitado para ello [dietista-nutricionista, por ejemplo].

 

Os recomiendo este divertido vídeo que ilustra el mundo de la nutrición.

 

Autora: Lidia Herrera

Química y Dietista-Nutricionista – @_microbiota



Sin comentarios

Escribe un comentario
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en comentar esta entrada!

Escribe un comentario

Tu e-mail no será publicado.
Campos obligatorios*

Pin It on Pinterest